Archivo de la etiqueta: Cappelletti

España 1936: ¿guerra civil o revolución social?

revolucionÁngel J. CAPPELLETTI

Por una curiosa coincidencia –que en realidad no es tal– los historiadores liberales y marxistas suelen llamar a lo que sucedió en España durante los años 1936 y 1939, «la guerra civil» y dan una interpretación básicamente idéntica al sentido de aquellos dramáticos acontecimientos. Para los liberales se trata de una lucha, crucial para los destinos del país y del mundo, entre la república democrática y la reacción fascista; para los marxistas, de un esfuerzo por establecer una democracia parlamentaria como antecedente de un futuro (remoto) Estado socialista, combatido a sangre y fuego por la aristocracia terrateniente, el capitalismo internacional, el clero y los militares, con ayuda de la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. Los fascistas, por su parte, hablan de la «cruzada» y, a veces –avatares semánticos– de la «guerra de liberación nacional». Si  rescindimos de esta última interpretación, que no deja de ser válida como descripción de las intenciones de los «rebeldes», ya que toda «cruzada» supone el propósito de imponer a un pueblo «la cruz», esto es, la denominación ideológica (y política) de la Iglesia Católica, es preciso aclarar la insuficiencia de la hermenéutica liberal-marxista. Sigue leyendo

Bakunin y la Primera Internacional

Ángel J. CAPPELLETTI

bakunin

bakunin

La idea de fundar una asociación que agrupara a todos los trabajadores del mundo, por encima de cualquier diferencia de nacionalidad, lengua, raza, cultura o religión, parece que se le ocurrió por vez primera en 1843 a Flora Tristán, singular escritora francoperuana descendiente de un virrey –y, según ella, también de un emperador incaico– y abuela de Gauguin. Sigue leyendo

Orígenes del movimiento obrero en Paraguay

Ángel J. CAPPELLETTI

Rafael Barrett

Rafael Barrett

Paraguay es el más aislado y remoto de los estados latinoamericanos. Conspiran a ello su geografía, que lo condena a inevitable mediterraneidad, y su historia, que se inicia casi con la larga dictadura misoneísta del Dr. Francia. No por eso han dejado de manifestarse en él muchas de las corrientes ideológicas y de los movimientos sociales que se desarrollaron en los países vecinos. Las ideas socialistas y anarquistas, llegadas con la emigración europea pero, sobre todo, a través de periódicos y libros publicados en la limítrofe Argentina, originaron en las últimas décadas del siglo XIX las primeras organizaciones obreras y las primeras sociedades de resistencia.

La economía paraguaya, eminentemente agrícola-forestal, estaba centrada durante el siglo pasado en la explotación de la yerba mate y de la madera. El dictador López, en su afán de lograr la independencia económica del país, se esforzó por crear una industria nacional y por tender vías férreas. El desastre nacional que significó la guerra de la Triple Alianza trajo consigo un predominio del capitalismo extranjero, una creciente concentración de la propiedad territorial, y la formación de una nueva clase dominante «a través del Estado que, si es posible hablar de un orden de aparición y jerarquización de influencias, se constituye antes que la propia burguesía». Sigue leyendo