Archivo de la etiqueta: Anarcosindicalismo

Las crisis de la CNT

Lorenzo Íñigo

Lorenzo Íñigo

Lorenzo Íñigo Granizo (1911–1991) afiliado al sindicato del Metal de la CNT en 1931. Fue elegido Secretario General de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) en el Congreso de Valencia (1938), y consejero de Industria en la Junta de Defensa de Madrid en noviembre de 1936. Terminada la Guerra Civil, pasó por varios campos de concentración y prisiones hasta 1945 en que quedó libre y se reincorporó a la lucha clandestina. Secretario General de la CNT en el interior desde marzo de 1946, fue detenido en abril de ese mismo año y condenado a 15 años de prisión. En 1965 colaboró en el proceso del cincopuntismo y participó en las reuniones que se celebraron con jerarcas del sindicato vertical. Como demuestra en este artículo, nunca renegó de aquella actuación.

Lorenzo Íñigo

En el número 18 de Polémica, aparece una carta de Horacio Martínez Prieto, de fecha 8 de septiembre de 1965, dirigida a mí (aunque en ésta no aparece destinatario) contestando a otra mía en la que le informaba de las conversaciones abiertas sobre los «cinco puntos», acompañándole el texto de ellos, e invitándole a que viniera a España a incorporarse a nuestra comisión, para seguir las conversaciones con los verticales. Sigue leyendo

El cincopuntismo en la CNT

Carlos RAMOS JAQUOTOT

Investigación sobre el proceso de discusión mantenido entre un grupo de militantes libertarios y representantes del sindicato vertical entre abril de 1965 y abril de 1966.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAIntroducción

Dentro de la actividad desarrollada por los sectores libertarios españoles durante el período de la dictadura, hay un acontecimiento que, por las consecuencias que tuvo en el seno de éstos, como en los medios sindicales de oposición, así como dentro del sindicalismo vertical y el propio Régimen, he creído importante investigar. Las versiones de uno y otro lado difieren tanto entre sí que hacer luz sobre este proceso se muestra como un compromiso para los investigadores de la oposición al Régimen de Franco interesados en el movimiento sindical y, más específicamente, en el de carácter libertario. Sigue leyendo

El asesinato de Salvador Seguí

Manuel SALAS

Seguí

Seguí

No sentimos inclinación al anulador y pernicioso culto a la personalidad y menos aún, al farisaico sentimiento reverencial de los muertos. Sin embargo, por los ásperos caminos de la historia del movimiento obrero han pasado figuras cuya actuación, sacrificio y capacidad son ineludible punto de referencia para comprender la ejemplaridad de su conducta, la magnitud de las ideas que proclamaron y defendieron y la generosa entrega que de su libertad y aun de su vida hicieron para que esa dignidad que reclamaron para sus compañeros de clase no fuese atropellada por la injusticia y la ambición. Posiblemente, en la creciente degradación de la conciencia colectiva de esta humanidad sometida de grado o por fuerza a sistemas y estándares de vida propiciadores del gregarismo y la masificación, las figuras singulares de aquellos luchadores; hoy son casi impensables. Sería abrumador y doloroso recordar el inacabable censo de hombres y mujeres inmolados en la angustiosa reivindicación de sus derechos y libertades. Al cumplirse en estos días el sesenta aniversario del salvaje asesinato de Salvador Seguí, no hemos podido sustraernos al influjo de su obra militante en la Confederación Nacional del Trabajo, y de su trágica muerte en la tarde del 10 de marzo de 1923, junto al compañero Francesc Comas Paronas, que le acompañaba en aquel infausto momento. Sigue leyendo

El anarcosindicalismo en el siglo XXI

La escasa implantación del anarcosinsicalismo en el mundo laboral no debe conducir al desánimo, pero sí exige una reflexión profunda sobre sus causas. El anarcosindicalismo debe analizar las nuevas condiciones sociales y laborales en este tiempo que vivimos, en que el neoliberalismo está derribando el edificio del Estado del Bienestar dejando obsoleto al sindicalismo basado en la colaboración y el pacto.

Tomás IBAÑEZ

cabecera huelga

Por razones de carácter esencialmente histórico, es en España donde el anarcosindicalismo alcanza actualmente, y de muy lejos, su mayor grado de implantación en el mundo laboral. Sin embargo, sumando las afiliaciones de CGT y de CNT, dicha implantación no sobrepasa el 0,2% de la población activa y todo parece indicar que, por mucho que empeore la situación económica y por intensa que sea la actividad militante, su techo difícilmente podrá situarse por encima de un escaso 0,3%. Estos datos no deben inducirnos a tirar la toalla ni a emprender la ruta de la resignación, pero sí deben incitarnos a analizar las posibles causas de esta situación y a reflexionar seriamente sobre el sentido que puede tener hoy el anarcosindicalismo. Las dificultades con las que éste tropieza para aglutinar e ilusionar a los trabajadores nos confrontan directamente con la pregunta sobre la vigencia, o no, del anarcosindicalismo en el contexto económico, social y político del siglo XXI. Sigue leyendo