Archivo de la categoría: Movimiento obrero

Historia de la CNT: de los orígenes hasta 1931

emblema_cnt_hercules_leonDiego ABAD DE SANTILLÁN    Cuando España entró en el siglo XX lo hizo arrastrando consigo todos sus viejos problemas, agravados por los fracasos coloniales de finales del siglo XIX que la habían dejado desangrada y en un estado de decadencia humillante. El país atrasado industrialmente Y peligrosamente empobrecido, mantenía los ojos cerrados, y no quería ver la realidad que algunos espíritus sensibles y previsores trataban de mostrar. En 1901, Joaquín Costa clamaba contra la permanencia en el poder de hombres que tenían las manos manchadas con la sangre de 100.000 hermanos, hijos del soberano, que es el pueblo. La llamada generación del 98 levantó también su voz, queriendo hacer oír su mensaje de fe en el esfuerzo, en el estudio y en el trabajo creador. Si bien es cierto que algunos de estos hombres no vacilaron en dar su contribución a la prensa obrera, cuando les fue solicitada –Unamuno, Azorín, etc.– la dieron más por tener en ella una caja de resonancia de sus propias inquietudes que por una efectiva compenetración con ellas. Se pedía todo lo posible para el pueblo, pero no se quería o no se confiaba en el pueblo mismo. El movimiento obrero, como fuerza eficaz para la reconstrucción y la regeneración del país, como factor decisivo de la nueva economía y de la estructuración social futura no fue tenido en cuenta. Y del mismo modo que apareció al margen de las asociaciones obreras la renovación intelectual que significó el krausismo, con Sanz del Río y, después Giner de los Ríos, el llamado sindicalismo comenzó a desarrollarse desde comienzos del siglo XX, de una manera autónoma, sin intercambio de ideas y sugestiones con los sectores intelectuales, los que a su vez carecieron por ello de la palanca necesaria para llevar a la realidad la renovación que propugnaban. Sigue leyendo

El sindicalismo como instrumento del imperialismo. La AFL-CIO (y II)

Javier ESPINOSA

110808aflcioPublicamos aquí la última parte de un interesante dossier sobre el sindicalismo americano. El estudio se inicia con un repaso a los orígenes del movimiento obrero en Estados Unidos y la constitución de la poderosa AFL-CIO (parte I), y termina con un análisis de sus ramificaciones internacionales en connivencia con el Departamento de Estado y al servicio de los intereses imperialistas.

La AFL-CIO y el sindicalismo internacional

La creciente integración en el complejo industrial-militar norteamericano y en su política han dado a la AFL-CIO una lógica proyección exterior, tanto más grande  cuanto más ha sido su compromiso institucional. Los primeros contactos internacionales se iniciaron a principios del siglo XX. Sigue leyendo

El sindicalismo como instrumento del imperialismo. La AFL-CIO (I)

Javier ESPINOSA

110808aflcioPublicamos aquí la primera parte de un interesante dossier sobre el sindicalismo americano. El estudio se inicia con un repaso a los orígenes del movimiento obrero en Estados Unidos y la constitución de la poderosa AFL-CIO, y termina con un análisis de sus ramificaciones internacionales en connivencia con el Departamento de Estado y al servicio de los intereses imperialistas.

El sindicalismo norteamericano de finales del siglo XIX

Los orígenes del movimiento sindical norteamericano los encontramos en un peculiar movimiento, una de las muchas sociedades secretas creadas por los militantes obreros para luchar contra el Capitalismo de su época: los Caballeros del Trabajo (the Noble Order of the Knights of Labor). Esta organización fue creada por un grupo de sastres en 1869, ante la dureza de las posiciones patronales. Sus características eran similares a las del cartismo inglés: compartía con éste tanto su concepción gremial como su actitud utópica acerca de la solidaridad universal. Sigue leyendo

El 1 de Mayo

En 1889, el II Congreso de la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT) celebrado en París estableció el 1 de mayo como Día del Trabajo en conmemoración de las jornadas de lucha de los trabajadores de Chicago en 1886. En 1890, en muchos países, entre ellos España, se celebró el 1 de mayo. Esta es la convocatoria publicada con fecha 30 de abril. Hoy, cuando todas las conquistas ganadas a lo largo de estos 123 años, están en peligro, sus palabras traspasan la pura conmemoración para adquirir plena actualidad en las luchas de nuestros días. 

cuadro Sigue leyendo

La reforma laboral: una reforma inacabada

Ignacio MEREDIZ

portada-manifestaciocc81n-contra-la-reforma-laboral-alql-1

Posiblemente, la Reforma Laboral de febrero del 2012 sea un paso más grande que el de las precedentes en el proceso que pretende desregular las relaciones laborales, convirtiendo la fuerza de trabajo  en una mercancía, cuyo valor esté condicionado únicamente por la evolución de los mercados globalizados y por las conveniencias de las industrias locales. Este objetivo no es algo que en la Europa “civilizada” se pudiera alcanzar de golpe con una sola actuación. Sigue leyendo

El sindicalismo del porvenir

Ricardo CID

Sobre el sindicalismo del siglo XXI cabría decir casi lo mismo que respondió Gandhi cuando le preguntaron sobre la civilización occidental: que sería una buena idea. Porque al igual que en la respuesta del líder de la lucha por la independencia de la India, lo que se ponía en cuestión era la existencia misma de una «civilización occidental», en nuestro caso el talón de Aquiles del sindicalismo radica en la duda sobre la existencia hoy de una clase trabajadora, el mito del proletariado como agente de transformación social que ha informado la historia del movimiento obrero desde el siglo XIX.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estamos ante una sospecha que ha movido ríos de tinta en distintas épocas y circunstancias, desde la temprana «utopía» que describió Paul Lafargue bajo el título de «El derecho a la pereza», publicada en 1880, hasta las últimas obras de estudiosos como Andre Gorz, quien en su libro la Metamorfosis del trabajo y, sobre todo, en Adiós al proletariado, deconstruye el concepto para concluir que el porvenir de los asalariados, la asunción de una plena soberanía sobre sus vidas, puede estar precisamente en el rechazo del principio del trabajo. Como advertencia, Gorz nos recuerda que la palabra «trabajo» viene de «tripalium», una expresión con la que se designaba a un aparato de tortura. Sigue leyendo