Archivo de la categoría: Memoria histórica

Guerrilleros antifascistas. El misterio de Manuel Fernández Soto

Antonio TÉLLEZ SOLÁ

Manuel Fernández Soto

Manuel Fernández Soto

La actuación del guerrillero Manuel Fernández Soto (o Coronel Benito) en la lucha antifranquista en Galicia está todavía sumida en nubes de interrogantes. Los comunistas, poco prolijos en todo lo que a él se refiere, si lo mencionan es para acusarlo de traidor, de delator, de hombre peligroso; incluso se le atribuyen las peores acciones en fechas posteriores a su muerte en 1949, desaparición que, por lo que sabemos, nunca ha sido reconocida por los «suyos». Este pertinaz silencio sobre un destacado guerrillero, que ocupó cargos de mucha responsabilidad, hace que su nombre sea generalmente ignorado en las «historias» sobre la lucha armada contra el régimen franquista.

Sigue leyendo

La Segunda Columna sale de Barcelona

Antonio ORTIZ
Antonio Ortiz

Antonio Ortiz

El 24 de julio de 1936, aplastada la intentona fascista en Cataluña, las fuerzas del pueblo y sobre todo la CNT y la FAl se aprestan para acudir en ayuda de Aragón. Cuando en el Paseo de Gracia se concentraban los milicianos para salir en dirección a Zaragoza por carretera, a las órdenes de Durruti y Pérez Farrás, no tenía ni la más remota idea de que me iban a designar como jefe de la Segunda Columna, que seguiría el mismo camino, pero por la línea del ferrocarril. En una reunión de nuestro grupo, habíamos acordado que yo iría como secretario de Durruti, pero en una de las decisiones del Comité de Milicias, máxima autoridad revolucionaria y militar en aquellos momentos, se vio la necesidad de ampliar la ofensiva con una variante estratégica adicional. Fue García Oliver el que se acordó de mí para designarme jefe de esa columna y así poner en manos de la FAl y de la CNT un puesto más de responsabilidad y dirección en la lucha revolucionaria. A pesar de mis protestas, tuve que aceptar el «Tú, Jefe» y empezar los preparativos para la marcha de la Segunda Columna. Sigue leyendo

¿Era legítimo matar a Franco?

En 1964 Stuart Christie fue detenido en Madrid y condenado a 20 años de prisión por complicidad en una tentativa de atentado contra Franco. Años después, en 2005, publicó el libro Franco me hizo terrorista (Editorial Temas de hoy, Madrid, 2005) de cuyas páginas extraemos este pasaje en el que reflexiona sobre sus actos y sus consecuencias.

Stuart Christie

Stuart Christie

[…] En las tardes soleadas me apoyaba en el muro y contemplaba mi propio fragmento de infinito azul sobre Castilla, la máquina de mi cerebro detenida, soñando despierto con mi casa y lo que el futuro me traería. Todavía no había aprendido a contar en meses y años y me gustaba vivir al día, llenando cada uno de ellos de recuerdos de las verdes colinas y la lluvia de Glasgow.

A veces el cuadro de mandos de mi cerebro me conectaba con especulaciones sobre qué habría pasado si hubiera causado la muerte de gente inocente, y un escalofrío me recorría el cuerpo. Incluso de haber podido escapar al garrote vil habría sido una carga terrible. Como dice, memorablemente, uno de los personajes de El primer círculo de Solzhenitsyn: «¿Qué es lo más precioso del mundo? Parece ser la conciencia de no haber participado en la injusticia. La injusticia es más fuerte que tú, lo ha sido y siempre lo será, pero no dejes que se cometa gracias a ti: una conciencia tullida es tan irrecuperable como una vida perdida». Alan Ladd dijo algo muy similar en Raíces profundas: «No hay vida si has matado». Sigue leyendo

El asesinato de Granados y Delgado. Un episodio de la represión franquista

Álvaro MILLÁN

Francisco Granados y Joaquín Delgado

Francisco Granados y Joaquín Delgado

La Transición democrática española se ha construido sobre los cimientos del olvido. Olvido del pasado político de buena parte de los protagonistas del proceso y de la construcción del nuevo régimen; olvido del origen franquista de la restauración de la monarquía y de la designación misma de Juan Carlos como rey; olvido de los programas políticos y sociales de los partidos de izquierda que participaron en el proceso; y olvido de 40 años de represión de la dictadura. Ese es el precio que se pagó por una transición pacífica, sin traumas y que no molestase a los militares y a las altas finanzas.

El resultado obtenido, al margen del déficit democrático que padece el régimen surgido de la Transición –consecuencia en gran medida de ese pacto de silencio–, ha sido la dulcificación de la imagen del franquismo que ha conseguido dejar atrás sus aspectos más tenebrosos y aparecer hoy ante los ojos de las nuevas generaciones como un régimen que si bien adolecía de ciertos inconvenientes y era un tanto cutre y anticuado, no dejó de construir sus buenos pantanos, trazar modernas carreteras, fabricar seiscientos para motorizar el «milagro económico español» y alumbrar aquella España alegre y dicharachera que se nos muestra en las películas de Alfredo Landa y Gracita Morales. Sigue leyendo

La guerrilla antifranquista en Galicia. El aniquilamiento de la partida de Evaristo González Pérez (O Roces)

Antonio TELLEZ

maquis_galicia-leon«En la Puebla del Brollón (Lugo) y por fuerzas de la Guardia Civil de aquella Comandancia, en unión de otras del sector de Ponferrada (León), fueron atacados y cercados los componentes de una partida de bandoleros, que se vieron obligados a refugiarse en dos casas. Como consecuencia de la dura acción sostenida, resultó totalmente liquidada la partida, a la que se hicieron seis muertos y un herido, que fue capturado, recogiéndose abundantes armas y municiones. Entre los muertos figuran, como más significados, Evaristo González Pérez (a) Roces, jefe de la partida, y Guillermo Morán García, bandoleros ávidos de negra historia por los crímenes y saqueos cometidos en la comarca. Las fuerzas de la Guardia Civil tuvieron que lamentar un herido grave y otro leve» (noticia aparecida en el diario La Región de Orense el sábado 23 de abril de 1949).

El guerrillero gallego Mario Rodríguez Losada (O Pinche), fue compañero de lucha de Roces y de los componentes de su partida, antes de que ésta se constituyera como tal, y de viva voz nos relató cómo fue exterminada, versión que, por cierto, difiere bastante de la que da Hartmut Heine en su libro A guerrilla antifranquista en Galicia. El testimonio de Mario lo presentamos aquí como un episodio más a integrar a la sangrienta historia de la lucha armada contra el franquismo. Sigue leyendo

En torno al revisionismo histórico

Juan José GALLARDO

franco

Durante la segunda legislatura de Aznar, el Partido Popular impulsó un proceso de revisionismo histórico con el objeto de lavar la mala conciencia que arrastraba la derecha en nuestro país por su complicidad con la dictadura franquista. Pío Moa, un oscuro personaje de tenebroso pasado y peor presente, se convirtió en la punta de lanza de esta operación que continúa su andadura.

El concepto de revisionismo histórico apareció en Alemania en la década de los ochenta y se revitalizó en los noventa a raíz de la caída del muro de Berlín y del proceso de unificación vivido por el estado centroeuropeo. Sigue leyendo

La guerrilla antifascista en España. Bernabé López Calle

Antonio TÉLLEZ

Bernabé López Calle

Bernabé López Calle

Finalizada la Guerra Civil, bajo la amenaza de un nuevo arresto y con la convicción de que no todo estaba perdido, Bernabé López Calle creó la Junta Nacional de Guerrilleros Antifascistas del Sector Sur. Una vez desmantelada ésta, continuó la lucha al mando de la Agrupación Guerrillera Fermín Galán, cuya particular característica fue la de contar en sus filas con hombres de diferente ideología bajo la dirección de un anarcosindicalista.

Bernabé López Calle fue uno de los combatientes más carismáticos de Andalucía en la lucha guerrillera antifranquista. Pertenecía a una familia confederal de Montejaque (Málaga), donde nació el 30 de mayo de 1899. Cuando regresó del servicio militar en África con los galones de sargento, ante la miseria del campesinado andaluz, y dado que entonces no tenía grandes preocupaciones sociales, prefirió vestir el uniforme de la Guardia Civil.

Cuando los militares se sublevaron contra la República en julio de 1936, Bernabé, que tenía destino en Antequera, ciudad malagueña de unos cuarenta mil habitantes, junto con otros guardias fieles a su juramento de fidelidad al Gobierno, desarmó a sus colegas golpistas y contribuyó a la victoria del pueblo. Luego, afiliado a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), y en colaboración con las otras organizaciones obreras, participó en la creación del Comité Revolucionario y en la organización de las milicias populares. Bernabé salió al mando de una columna, luego convertida en batallón, que llevó el nombre de José López Calle, un hermano fusilado por los franquistas sin formación de causa. Sigue leyendo

La huelga de ebanistas de 1932-1933. Un ejemplo de acción sindical revolucionaria

Juanjo GALLARDO

emblema_cnt_hercules_leonQueremos, con el trabajo que sigue, exponer experiencias de un sindicalismo revolucionario, dominante en España en otros periodos de nuestra historia. No pretendemos que sirva como ejemplo para hoy, pues la situación es muy distinta, pero sí creemos que se pueden mostrar algunos aspectos de su acción que no deberían olvidarse, como, por ejemplo, la clara conciencia de que la dignidad del trabajador no pasa por vender más cara su fuerza de trabajo, sino por liberarse de la dependencia personal que el salario supone. No existe la libertad sin la ruptura de esta dependencia. Una muestra de este tipo de acción sindical nos la ofrece la huelga de ebanistas impulsada por el Sindicato de la Madera de CNT en 1932. Seguiremos principalmente la estrategia sindical, las formas de autoorganización, la naturaleza de las reivindicaciones, los problemas a los que se enfrenta el Sindicato, etcétera. Sigue leyendo

Cinco magistrados, cinco acusados y una silla vacía

Víctor ALBA

poum

Cartel del POUM

Los cinco magistrados eran Eduardo Iglesias Portal, que presidía, Manuel Hernández Solana, Ernesto Beltrán Díaz, Julián Calvo Blanco y Juan Manuel Mediano Flores, designados por el presidente del Tribunal Supremo, Mariano Gómez, para juzgar la causa instruida por el juzgado especial «para esclarecer hechos y exigir responsabilidades a elementos del POUM… por delito de espionaje».

Se hallaban bajo una enorme presión. El jefe del gobierno, Juan Negrín, había reunido en su despacho al presidente del Supremo, al ministro de justicia, Ramón González Peña y al presidente de este Tribunal Especial, y les había pedido que condenaran a muerte a los acusados, enseñándoles un montón de telegramas enviados por comisarios de unidades del ejército pidiendo la ejecución de los encausados. Viendo que no aceptaban esa indicación, Negrín les prometió que si condenaban a muerte, él conmutaría la sentencia. Y amenazó: «Si es preciso, me pondré al lado del ejército contra el Tribunal». La prensa comunista publicaba a diario ataques contra el POUM, acusándolo de ser una organización al servicio de Franco, de trotskysta –cosa que no era cierta pero que, en el léxico del momento, puesto en circulación por Moscú, equivalía a agente de Hitler–. La Pasionaria había repetido en sus mítines que era «preferible castigar a diez inocentes que dejar escapar un culpable». L’Humanité, órgano del PC francés, había publicado un artículo, reproducido por toda la prensa comunista española, en el cual decía que «Hay que imitar la vigilancia de los magistrados soviéticos. Nuestros camaradas españoles comprenderán lo que queremos decir». y José Díaz, secretario general del PCE, afirmaba: «Puesto que está probada la traición del POUM, que funcione el pelotón de ejecución». José Bergamín había firmado el prólogo del libro de un autor inexistente, Marx Rieger (decían que era la máscara del traductor de Marx, Wenceslao Roces), titulado Espionaje en España», prólogo en el cual decía que defender a los acusados era defender el delito del cual se les acusaba e «identificarse totalmente con el enemigo». Los intelectuales callaban. Solamente los cenetistas dieron la cara en defensa del POUM. Sigue leyendo

La Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas. Recuerdos de una experiencia

Armando LÓPEZ

Sigfrido Catalá

Sigfrido Catalá

A las jóvenes generaciones obreras que tanto oyeron hablar a sus mayores de la legendaria CNT, se les hace difícil entender que ésta, al morir Franco, no lograra recuperar, como ocurrió al finalizar la dictadura primorriverista, la importancia que siempre le confirió su condición de central obrera mayoritaria. Haber llegado a la decepcionante situación actual, incita a volver la mirada atrás para detenerla en el tramo histórico que da título a estas cuartillas y tratar de extraer del mismo la lección que nos deparan algunas de sus fechas. Tal, la creación en octubre de 1944 de la Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas, acaso una de las de mayor relevancia entre tantas como aureolan la abundante, ruda y apasionante clandestinidad de la CNT.

No se trata de describir detalladamente los avatares que la Alianza protagonizó en el transcurso de su existencia, sino de dar una breve aproximación de su contenido y significación, para que no queden, como tantas otras cosas, sepultadas en el anonimato de un olvido imperdonable.

La Alianza nace alentada por la conjunción de militantes del interior que ven en la reunión de las fuerzas antifascistas, la única actitud válida frente al fascismo franquista. Su más decidido impulsor fue el entonces secretario del Comité Nacional de la CNT, Sigfrido Catalá.[i] A su alrededor conjunta las fuerzas que venían luchando dispersas, descohesionadas, sin inquietar, por ello, al poderoso aparato del franquismo, ni tampoco poder ofrecer a los gobiernos aliados, que decían apoyarla, una alternativa idónea de cambio, acordada al de sus tímidas, vacilantes y escurridizas democracias. Sigue leyendo

El secuestro del vicecónsul español en Milán en 1962

Antonio TÉLLEZ

Antonio Téllez Solà

Antonio Téllez Solà

En la noche del 29 al 30 de junio de 1962 estallaron en Barcelona tres bombas: una en las proximidades de un local de la Falange Española, sito en la Plaza Femando Lesseps; otra en el Colegio Mayor Monterols –perteneciente al Opus Dei–; la tercera en el Instituto Nacional de Previsión. Ninguna produjo víctimas y los daños materiales fueron de escasa importancia.

El 19 de septiembre de 1962 fueron detenidos tres jóvenes libertarios acusados de ser los autores de dichos atentados: Jorge Conill Valls, estudiante de química en la Universidad de la Ciudad Condal; Marcelino Jiménez Cubas y Antonio Mur Peirón, ambos obreros.

El día 22 de septiembre los tres jóvenes fueron juzgados por un Consejo de Guerra (causa sumarísima 7l-IV-62) y condenados a las siguientes penas: Jorge Conill a 30 años de reclusión, Marcelino Jiménez a 25 y Antonio Mur a 18. El Capitán general de Cataluña se negó a aprobar la sentencia por considerar que los procesados merecían la pena de muerte y rechazó el fallo del Tribunal Militar, con lo cual debería efectuarse otro proceso. Era muy probable, pues, dado que existían precedentes, que a los tres militantes de la FIJL (Federación Ibérica de Juventudes Libertarias) se les aplicara la pena capital y fueran ejecutados con toda rapidez. Sigue leyendo

El Mayo de 1968

mayo68

Daniel Cohn-Bendit en plena acción

Lola Iturbe (Barcelona, 1902 – Gijón, 1990) fue una destacada anarquista durante la II República. Militante de la CNT, fue una de las fundadoras del movimiento Mujeres Libres. Escribió en Tierra y Libertad las crónicas de guerra en el frente de Aragón. Al acabar la guerra se exilió en Francia, donde formó parte de la Resistencia francesa contra los nazis.

Lola ITURBE

En el Boulevard Saint Germain una muchedumbre, jóvenes en su mayoría, se empujaban para abrirse paso. Había entre aquella fronda humana muchas jóvenes, unas vestidas con minifalda y otras con pantalones vaqueros. En ellas y ellos se apreciaba un descuido natural o afectado en el vestir; en otros, el negligé más completo. Sigue leyendo

El DI y la resistencia libertaria contra el franquismo

Octavio ALBEROLA

Granados Gata y Delgado MartínezPor razones generalmente partidistas, la resistencia libertaria contra el franquismo ha sido frecuentemente olvidada en la historiografía del antifranquismo. Pero este «olvido» es aún más notorio en el caso de la resistencia libertaria de los años sesenta, por ser en esos años cuando los libertarios intentaron organizar y poner en marcha su proyecto resistencial más consecuente, el DI (Defensa Interior), y cuando sus acciones obtuvieron mayor repercusión internacional.

Efectivamente, al reactualizar la lucha activa contra el franquismo y la presencia del anarquismo, el DI fue el blanco de todos los que, inclusive entre los libertarios, no veían con buenos ojos una reactualización que ponía en evidencia su inmovilismo o que contrariaba sus planes y objetivos políticos. Sigue leyendo

Los Black Panthers y el combate afroamericano

Bernat MUNIESA

El partido de los Panteras Negras (Black Panthers) fue una de las organizaciones que, en los años sesenta del pasado siglo, surgieron en el seno de la población afroamericana de Estados Unidos para combatir la discriminación y opresión que sufría. Colocada en el punto de mira del FBI, su historia está plagada de violencia, persecución y muerte.

panteras-negras01

El grupo activista de los Black Panthers, en su lucha a favor de los derechos civiles para la población afroamericana de Estados Unidos, representó una de las diversas formas de acción en aquel combate que conmovió a la sociedad estadounidense en los años 1960-1970. Sigue leyendo